ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, EN AUDIO MP3 (Padre Moises Larraga)


Todo lo que pidas a traves de las Santas llagas será concedido, según LO HA PROMETIDO nuestro Señor Jesucristo.
Muy eficaz para romper ataduras, esclavitudes, vicios, adicciones; raíces ancestrales, etc. (rezarla frecuentemente).


A través de contemplar las llagas de Jesús nuestras enfermedades irán sanando. Esas llagas benditas van a ir sanando tu cuerpo…



Afloja tus hombros, tus brazos. Respira profundo y di: ¡JESÚS, MI SEÑOR!
Llénate de Jesús, llénate de aire y di: ¡JESÚS, MI SEÑOR!
A través de contemplar las llagas de Jesús nuestras enfermedades irán sanando.

Cierra tus ojos en este momento; si eres mujer –y aunque no lo seas- toma el papel de la Virgen María. Estás sentado al pie de la Cruz, y los discípulos de Jesús van bajando el Cuerpo de Jesús, y lo colocan en tus piernas. Con tu mano derecha abrasas sus hombros, y su cuerpo queda tirado a lo largo y tu mirada comienza a ver las llagas de Jesús. Y esas llagas benditas van a ir sanando tu cuerpo…quédate viendo a los pies de Jesús……. (Canto).


OREMOS:

Por estas llagas benditas de tus pies, sana las enfermedades de todas las piernas de los que están aquí, por las llagas benditas de los pies, esas llagas que contemplo con la mirada, sana Señor las várices, las reumas, las artritis, los tumores.

Por esa llaga bendita de tu costado, Señor, abierto: sana las enfermedades de mis hermanos que están aquí, sana el corazón, sana el estómago, sana los senos de los que están aquí, la matriz, los ovarios, el hígado, los riñones, el páncreas. Por esa llaga bendita de tu costado abierto, sana los pulmones Señor, el aparato digestivo, el aparato circulatorio, el aparato respiratorio.

Por esas llagas benditas Señor, de tu mano izquierda y de tu mano derecha, sana a mis hermanos de sus extremidades, de sus brazos, de sus dedos, de sus hombros. Sana Jesús su cuello, su garganta.

Por esa Sangre bendita que brotó de la Corona de espinas que te pusieron, y que empezó a correr por todo tu cuerpo, comienza Señor a dejar gotas de Sangre en el cuerpo de mis hermanos, sana las enfermedades de su cabeza, los tumores, sana los oídos, sana la vista, los ojos Señor, sana el olfato; sana esa Sangre bendita que sale de tu Corona de espinas, la garganta, la boca, sana Jesús los hombros.

Esa Sangre que brota de tu Corona como una lluvia bañando todo tu cuerpo, que corra a través de estos hermanos.

Esa llaga de tu hombro izquierdo Señor, esa herida de tu nariz y de tu tabique Señor, esas heridas que sufriste en la espalda de los ciento cincuenta y tantos azotes; sana Jesús, sana a tu pueblo con el Poder de tu Sangre.

Ata y amordaza los espíritus malignos que estén perturbándolos, y con el Poder de esta Sangre tuya mi Señor, amonestamos y corregimos la enfermedad de los hermanos: LE ORDENAMOS que salga de ellos y vaya a la Cruz de Cristo, el Señor.

Sana Jesús a los enfermos que están en esta Eucaristía, y esta Sangre bendita Señor, que de vida al que no tiene vida, vista al que no tiene vista, oído al que no tiene oído, salud en la sangre al que la tiene enferma; sana Jesús de las articulaciones.

¡Tu Sangre tiene Poder! ¡Tu Sangre Bendita tiene Poder!, libéranos Señor de las opresiones del Enemigo; esta Sangre bendita no se limite a estar solamente aquí ¡rocía Señor nuestra casa con tu Sangre!, los dinteles de nuestras puertas, rocía Señor nuestras habitaciones, nuestros cuartos, nuestras salas, nuestras alacenas, ¡rocía con tu Sangre Señor al esposo y a la esposa que no está aquí!, al hijo mayor, al hijo menor, al hijo de en medio...


¡rocía con tu Sangre a todos nuestros hijos!, rocía Señor con tu Sangre a mi abuelita, a mi papá, a mi tío, a mis ancianitos en la familia ¡rocíalos Señor con tu Sangre! ¡Bendita y alabada sea la Sangre del Señor! ¡Bendita y glorificada y alabada sea la Sangre del Señor!

Que el Poder de las llagas de nuestro Señor Jesucristo, Sus llagas Gloriosas los sane, los libere, tengan piedad de ustedes.

Las llagas preciosas de mi Señor Jesucristo los salve, los sane, los libere.

La Sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo, aleje de ustedes cualquier insidia del Enemigo.

La Sangre preciosa de nuestro Señor Jesucristo, los libere de cualquier opresión del Enemigo,
y con el Poder de la Sangre de Cristo, ato y amordazo cualquier espíritu maligno y LE ORDENO que salga de ustedes, que vaya a los pies de Jesucristo el Señor. Amén Jesús.





SECCION DE DESCARGAS:


PDF:

SL13-ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS.pdf

SL13-ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS.pdf


Word:

SL13-ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS.doc

SL13-ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS.doc


AUDIO (mp3):

13-ORACION DE SANIDAD A TRAVES DE LAS SANTAS LLAGAS (P.moises Larraga M)RE-SUBIDO.mp3






4 comentarios:

Fabio R dijo...

gracias por ser el instrumento que Dios utiliza para darnos lo que necesitamos mil gracias Señor Dios
Mio benditas alabadas y adoradas sean las preciosisimas llagas de cuerpo santo de Jesus

hijo de María (EAT) dijo...

Gloria a Dios hermano!!!

Anónimo dijo...

realmente me ha encantado este sitio en donde me he nutrido espirtualmente mucho y además he compartido con mis amigos y hermanos en la fé. Quisiera saber si tienen y pueden publicar la prédica del Padre Cancelado donde habla sobre los últimos tiempos ya que no la he podido ver competa en internet. Agradezco a Dios y a Ustedes por todo lo que hace y que Dios los bendiga

Paola dijo...

Me acaba de llegar la oración a las llagas de Jesús, mientras la leía e imaginaba el cuerpo santo de Nuestro señor Jesús, sentí que mi cuerpo se estremecia.Algo en mi seguramente ha cambiado, la seguiré leyendo hasta tener buenas nuevas que compartir con ustedes.Muchas gracias!